Por el camino se quedará Jordi Gual, actual presidente no ejecutivo de CaixaBank, que saldrá de la entidad. Mejor suerte correrá José Sevilla, consejero delegado de Bankia, que tendrá un puesto relevante en el nuevo banco, aunque por el momento no se sabe cuál. Sevilla será, además, determinante en la gestión de la transición, como han repetido en varias ocasiones desde Bankia.

En cuanto al consejo de administración, ya están decididos sus quince miembros, de los que cuatro procederán de Bankia y nueve de CaixaBank, a los que se sumará un representante de BFA y otro del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), es decir, del Estado, que será Teresa Santero, actual consejera del ICO.

La nueva entidad operará desde tres sedes distintas. La social estará en Valencia, algo sobre lo que no existió ninguna duda desde el primer momento, pues es en la actualidad el domicilio fiscal de Bankia y de CaixaBank. Sin embargo, los trabajadores del nuevo banco se encontrarán en su mayoría repartidos entre Barcelona y Madrid, donde estarán las sedes operativas.

Así, los primeros ejecutivos de la entidad deberán contar con despachos en todas las sedes y viajar de un lugar a otro constantemente, algo a lo que tanto Gortázar como Goirigolzarri ya están acostumbrados.

El canje definitivo de la operación se fijó antes de la aprobación de la misma por parte de los respectivos consejos de administración. Consistirá en la entrega de 0,6845 acciones ordinarias de CaixaBank por cada una de Bankia, lo que implica una prima del 20% respecto a la cotización de cierre de la sesión del 3 de septiembre, día anterior a que ambos bancos confirmaran sus negociaciones a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En el aire quedan aún algunas cuestiones muy importantes. Entre ellas, cómo se organizará la nueva plantilla, quiénes ocuparán los puestos directivos más relevantes y cuál será el perímetro definitivo de la nueva entidad, tanto en número de oficinas como de empleados. Para desentrañarlas habrá que esperar, al menos, al primer trimestre del año que viene.